【 CARTERAS DE CUERO REPUJADO 】▷ CASANOVA - Santomar
Carteras de cuero repujado, un clásico bastante rígido

En el mundo de las carteras hay una gran variedad de materiales y texturas a partir de las cuales se fabrican estas útiles y llamativas prendas, sin embargo, durante mucho tiempo, se utilizó un único material, el cuero.

Las carteras de cuero funcionaron muy bien durante mucho tiempo, mayormente debido a la durabilidad del cuero, no obstante, no se veían precisamente bonitas, y el primer intento de darles un aspecto más agradable y llamativo fue haciendo carteras de cuero repujado.

¿En qué consiste el cuero repujado?

El proceso de repujado sobre cuero consiste en aplicar presión en partes de la pieza con una herramienta adecuada para crear relieves y patrones en la superficie del cuero.

En algunos casos, el proceso de repujado incluye incluso perforaciones en el material.

De esta manera, los artesanos crean verdaderas piezas únicas, pues por lo general se trata de un proceso hecho a mano y de un acabado bastante particular de cada uno.

Por supuesto que ya existen algunas máquinas de repujar cuero, pero en vista de que ha perdido tanta popularidad, cada vez se ven menos y su uso se va reduciendo poco a poco.

Las carteras de cuero repujado comenzaron a aparecer como una forma más bonita y estilizada de las clásicas y siempre confiables carteras de cuero, que a pesar de su gran calidad, no eran prendas muy llamativas.

Diferencias entre una cartera de cuero repujado y una cartera de piel.

Al tratarse del mismo producto, en términos de forma y capacidad no existirán unas diferencias muy marcadas entre uno y otro, sin embargo, en otros aspectos si se notará bastante las diferencias:

Diferencias de Textura:

La primera diferencia es muy clara, la textura que proporciona el material del que están hechos es muy diferente, el cuero es mucho más rígido y liso que la piel, pues ésta última es producida a partir del cuero y es más delgada.

Además, las carteras de cuero repujado tendrán siempre la misma textura, pues siempre se tratará de cuero más grueso para poder realizar los relieves y perforaciones, mientras que, en el caso de las carteras de piel, se pueden encontrar muchas texturas diferentes.

Variedad de colores:

Este es quizás, el aspecto en el que más se diferencian ambas carteras, pues en el caso de las carteras de cuero repujado el único color que tienes a disposición es el color natural del cuero con el que se ha realizado la cartera.

Algunos artesanos agregan uno que otro elemento a sus productos de cuero repujado para darle un toque diferente o con otro color, pero no suele armonizar bien con el cuero.

Por otra parte, la cantidad de pieles de diferentes colores y acabados con las que se pueden hacer carteras de piel, permite una gama casi ilimitada de productos de este tipo.

Durabilidad de las carteras:

Como se ha mencionado previamente, las carteras de cuero repujado poseen una vida útil muy larga, pues es el cuero es un material muy duradero. No obstante, es importante señalar que a medida que transcurre el tiempo, el repujado se va degradando debido al desgaste por el uso.

Esto trae como consecuencia que el único elemento decorativo de la pieza se va perdiendo y con él, se pierde una gran parte de la belleza de la cartera. Debido a esto, es muy común que las personas decidan reemplazar su cartera de cuero repujado antes incluso de que ésta se termine de deteriorar.

Tomando en cuenta esto, casi se puede afirmar que la durabilidad real de una cartera de cuero repujado y una cartera de piel es muy parecida en ambos productos.

Obviamente, la vida útil de cualquiera de los productos se verá afectada por la forma en la que las tratamos y cuidamos, pero en términos generales, no hay una diferencia realmente notable.

En Casanova tenemos para ti una gran variedad de carteras de piel de distintos colores y tamaños, tanto en modelos de carteras de piel para hombre como de carteras de piel para mujer.

Comentarios (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.